La creatividad al momento de diseñar un sitio web, muchas veces puede llegar a ser un gran problema, para comunicar lo que se quiere, sobre todo si no se tiene definido el segmento de mercado, ni el concepto que se pretende transmitir.

Para ello quiero hablarte un poco más sobre este punto tan importante, que muchas veces suele pasarse desapercibido, pensamos que solo basta programar y diseñar. Bien, uno de los errores más comunes a la hora de definir colores, tipografías y toda la línea gráfica de un sitio web, es hacerlo sin un previo estudio de mercados, para definir gustos, comportamientos y ciertas variables que harán que la experiencia de nuestros usuarios sea grata y satisfactoria, si bien ya tenemos definido cuál será nuestro target, hace falta tener bien definido todo lo mencionado.

Una vez de tener definidas todas las variables que consideremos importantes para el diseño, hagamos una maquetación del concepto que pretendemos transmitir a través de toda la información de nuestro sitio web, que cada página sea un elemento que vaya acorde a nuestros objetivos del concepto de marca; no olvidemos los colores y tipografías que vayamos a utilizar, todo debe ir función a nuestros objetivos de marca.

Si bien, las características que siempre deben considerarse en un sitio web son: que sea responsive (adaptable a cualquier dispositivo móvil), con la optimización para SEO (mediante la utilización de palabras clave), que no puede superar los 3 segundos de carga y que todas secciones brinden información relevante y específica, es importante la innovación del diseño, por ello te plateo que realices por los menos 3 maquetaciones diferentes del diseño que pretendes realizar, una vez que analices cuál se adapta mejor a tu concepto de marca, exigencias, y necesidades de tus clientes y usuarios, prosigas a la ejecución y elaboración del sitio web final.

¡Saludos!

(Visited 3 times, 1 visits today)