Utilizar referencias de otros autores para crear y defender sus tesis o disertaciones es algo que se espera de los estudiantes de posgrado. Apoyar sus ideas y conclusiones en el trabajo de otros autores está indicado.

Sin embargo, algunos estudiantes se preguntan cómo hacerlo sin caer en el plagio. El plagio se produce cuando se reescribe una frase, una cita o un concepto de otro autor sin darle el debido crédito.

A menudo, el plagio ocurre sin que el estudiante se dé cuenta, sin la intención de copiar sin dar crédito a la fuente, sino por falta de atención o conocimiento de las normas y reglamentos.

El estudiante necesita mencionar en su tesis, disertación o defensa quién es él o quiénes son los autores consultados para poder llegar a esa conclusión. Es necesario que se sigan algunos cuidados, algunas normas para evitar este problema.

Es muy esencial proporcionar cualquier referencia de forma explícita en el propio documento. ¿Cómo hacerlo? Hemos separado algunos consejos para que su proceso de redacción sea más fácil y correcto, compruébelo:

La forma básica es proporcionar la referencia del autor. Hay dos tipos de citas, la directa y la indirecta. La directa se da cuando el alumno quiere copiar fielmente un pasaje, es decir, «copiar y pegar» una cita: en este caso, debe ir entre comillas.

La indirecta se produce cuando el alumno decide reformular el texto en lugar de utilizar las mismas palabras que le han proporcionado exactamente. De este modo, el alumno utiliza sus propias frases para expresar lo que supuso el autor original. Para ahorrar tiempo, también se pueden utilizar programas gratuitos de paráfrasis.

Es importante seguir las recomendaciones de la cita directa al mencionar el apellido del autor en la referencia.

Siguiendo estos consejos tu trabajo será evaluado sin mayores problemas. Con el tiempo y la práctica, escribir tesis, disertaciones y defensas se vuelve más fácil. Seguir las reglas correctamente evita que tu trabajo sea mal evaluado.

(Visited 8 times, 1 visits today)